Posts Tagged ‘blogs’

Hernán Casciari

septiembre 28, 2008

Como la reacción más típica al escuchar un nombre es preguntar “¿Quién es?” voy a optar por un poquito de copiar/pegar de la Wikipedia:

Hernán Casciari nació en Mercedes (Provincia de Buenos Aires, en Argentina), el 16 de marzo de 1971. Es un escritor y periodista argentino. Se le conoce por su trabajo por la unión entre literatura y weblog, destacado en la blogonovela.

Suficiente como introducción. No tengo muy claro de qué va eso de las blogonovelas, ni creo que sea el momento de investigarlo. Simplemente le dedico la entrada de este domingo a Hernán Casciari porque paseando por un blog encontré un texto suyo que me gustó mucho. Se llama supongamos:

Supongamos que alguien descubre, por casualidad o empecinamiento, la solución a las grandes preguntas: qué es la vida, de dónde venimos, a dónde vamos, para qué estamos aquí. Supongamos que las respuestas han estado todo el tiempo frente a las narices de cualquiera: en la interpretación de las nubes, en el dibujo de las huellas dactilares de un niño, en un grano de café. Supongamos que las respuestas halladas dan satisfacción a todos los hombres: a los que razonan y a los que sienten, a los que confían y a los que niegan, a todos. Imaginemos que La Verdad nos ilumina de una vez y para siempre. ¿Qué pasaría entonces? ¿La noticia aparecería en la tapa del Clarín? ¿Deberíamos no ir a trabajar al día siguiente? ¿Los abogados dejarían de lado sus trapicheos? ¿Alguien haría otra película genial? ¿Ella me querría? Si la respuesta es no, la filosofía me amarga.

Este texto pertenece a un libro de cuentos de 150 palabras llamado “Ciento cincuenta de mortadela”.  Se puede leer en el blog de Casciari pulsando aquí.

Anuncios

Una peliculita en YouTube

marzo 13, 2008

Leo en el suplemento “El Cultural” de ABC del sábado pasado:

¿De qué nos sirve, a los particulares, tener una películita colgada en YouTube? No, desde luego, para que la vean las multitudes y nos aplaudan, porque la probabilidad de que alguien la encuentre y la escoja para visionarla alguna vez, es salvo casualidad inconmensurable, inexistente.

¿Es tan improbable que las multitudes la visionen? ¿A qué se refiere el autor con eso de multitudes? Cuando se estrenó “Match Point” en España, la película de Woody Allen fue vista por más de 150.000 espectadores durante tan sólo el primer fin de semana. De acuerdo, eso es un visionado multitudinario. Pero a mi modo de ver, si ese mismo fin de semana 15 personas se detienen a ver un pequeño corto alojado en YouTube, esa también es una multitud si lo consideramos en su escala.

La mayoría de los vídeos de YouTube, la mayoría de los blogs, en general la mayoría de las creaciones de Internet no se cuelgan esperando que la vean 150.000 personas. Basta con que unos pocos se detengan. E incluso diría más, personalmente me hace más ilusión el día que entran 10 personas en este blog, y una de ellas comenta que lo leído le pareció interesante, al día en que entraron 70, de las cuales unas 90% llegaron por equivocación y salieron en el acto. Al final lo que importa no es cuánta gente ve tu peliculita, si no conectar con alguien. ¿No es esa comunicación una de las finalidades del arte?

Y para terminar, está canción es muy buena, y todos sabeis que este es el momento y el lugar para colgarla. Comentar las razones sería una obviedad innecesaria, ¿verdad?