Archive for the ‘historia’ Category

Gobiernan los mercados

febrero 24, 2012

En Florencia, en el siglo XV gobernaban los Médici.

En el tiempo en que Pío II fue nombrado Papa, en 1458, el estado florentino era en realidad Cosme de Médici. Como dijo el propio Papa: “Los asuntos políticos se resuelven en su casa. Los puestos los ocupan quienes él elige. Él es el que decide si hay paz o guerra y el que controla las leyes. Es rey en todo, salvo en el título.” A los líderes extranjeros se les recomendaba comunicarse con él directamente, y con ningún otro en Florencia.

Leído en The Ascent of Money, de Niall Ferguson

Florencia XV

Anuncios

50 años del acuerdo para recibir trabajadores turcos en Alemania

octubre 30, 2011

“Wir riefen Arbeitskräfte, und es kamen Menschen”

(Pedimos mano de obra y vinieron personas).

Max Frisch

Max Frisch

Una leyenda sobre Alejandro

octubre 26, 2009

Hay una leyenda según la cual Alejandro Magno no muere en Babilonia a los treinta y tres años. Jorge Luis Borges se la atribuye al erudito inglés Robert Graves, y la relata en una conferencia incluida en un libro de 1980 que se titula Siete Noches. La historia cuenta algo así como lo que sigue:

Alejandro no muere en Babilonia a los treinta y tres años. Se aparta de su ejército y vaga por desiertos y selvas hasta ver el resplandor de una fogata. La rodean soldados de tez amarilla y ojos oblicuos. A Alejandro no lo conocen, le acogen. Como esencialmente es un soldado, participa de batallas en una geografía del todo ignorada por él. Es un soldado: no le importan las causas y está listo a morir.

Pasan los años, él se ha olvidado de tantas cosas y llega un día en que se paga a la tropa y entre las monedas hay una que lo inquieta. La tiene en la palma de la mano y dice “Ésta es la medalla que hice acuñar para la victoria de Arbela cuando yo era Alejandro de Macedonia”. Por un instante recobra su pasado e interrumpido por la pregunta de otro soldado no hace sino responder “es tarde, reemprendamos el camino”.

alejandro de macedonia

Pearl Harbor, Vietnam

julio 13, 2009

pearl harbor vietnam

Margaret MacMillan passes along a story originally told by the writer Susan Jacoby. She was in a New York bar on the evening of Sept. 11, 2001, and eavesdropped on a conversation between two “bewildered” men.

First man: “This is just like Pearl Harbor.”

Second man: “What is Pearl Harbor?”

First man: “That was when the Vietnamese dropped bombs in a harbor, and it started the Vietnam War.”

Leído en Washington Post, Sunday 12th July. [Link]


Belisario

septiembre 25, 2008

Belisario fue un general bizantino del siglo VI. Nombrado por Justiniano primer general del Imperio, reconquistó África a los vándalos y ocupó Sicilia, Nápoles y Roma, a la que liberó de los ostrogodos. Sus victorias suscitaron envidias en la corte de Constantinopla. Implicado en una conspiración, cayó en desgracia en el año 562. Según la leyenda, Justiniano le hizo sacar los ojos y confiscar sus bienes.

Este poema de Julio Martínez Mesanza alude a dicha leyenda:

ENCUENTRO EN EL MONASTERIO

Cuando alargó la mano, por sus trazas,
pensé que se trataba de un leproso.
Al principio no vi su gran anillo
y no supe advertir, indiferente,
que algo solemne su ademán tenía.
Levantó el rostro, y vi que estaba ciego.
que le habían cegado, mejor dicho,
pues sus ojos tenían cicatrices.
Me estremecí, sabía ya quién era.
Vino a mi mente un resplandor violento,
la púrpura y el oro en Hagia Sofia.
Besé sus manos y abracé a mi César.

Durante el siglo XVIII esta leyenda se volvió un motivo popular para numerosos pintores. En esta obra de François André Vincent se representa el instante en el que el soldado reconoce a Belisario:

La primera bandera que llegó a América

marzo 6, 2008
bandera-colon.gif

“…El Almirante salió a tierra en la barca armada y Martín Alonso Pinzón y Vicente Yáñez, su hermano, que era capitán de la “Niña”. Sacó el Almirante la Bandera real y los capitanes con sus Banderas de la Cruz verde, que llevaba el Almirante en todos los navíos por seña, con una F y una Y, encima de cada letra su corona, una de un cabo de la Y y otra del otro.”

 Juan de la Cosa, maestre y propietario de la “Santa María” en una carta fechada en 1500.

Lo lei en la web “Banderas militares”. Exactamente, aquí.