Archive for 17 agosto 2011

La aurora de Nueva York

agosto 17, 2011

La aurora de Nueva York tiene
cuatro columnas de cieno
y un huracán de negras palomas
que chapotean las aguas podridas.
La aurora de Nueva York gime
por las inmensas escaleras
buscando entre las aristas
nardos de angustia dibujada.
La aurora llega y nadie la recibe en su boca
porque allí no hay mañana ni esperanza posible.
A veces las monedas en enjambres furiosos
taladran y devoran abandonados niños.
Los primeros que salen comprenden con sus huesos
que no habrá paraíso ni amores deshojados:
saben que van al cieno de números y leyes,
a los juegos sin arte, a sudores sin fruto.
La luz es sepultada por cadenas y ruidos
en impúdico reto de ciencia sin raíces.
Por los barrios hay gentes que vacilan insomnes
como recién salidas de un naufragio de sangre.

Federico García Lorca, Poeta en Nueva York

La aurora de Nueva York

Versión de Enrique Morente: [youtube:http://youtu.be/8Op71-yi-xo%5D
Versión de Loquillo: [youtube:http://youtu.be/8MML6UWdwiw%5D

Anuncios

The Rolling Stones in the Playboy Mansion

agosto 17, 2011

We had the doc there, and we’d get in one of the Bunnies for him. The deal was “We get free dibs on your bag and you can have Debbie.” I felt the script had been written, play it to the hilt. Bobby and I played it a little far when we set fire to the bathroom. Well, we didn’t, the dope did. Not our fault. Bobby and I were just sitting in the john, comfortable, nice john, sitting on the floor, and we’ve got the doc’s bag and we’re just smorgasbording. “I wonder what these do?” Bong. And at a certain point… talk about hazy, or foggy, Bobby says, “It’s smoky in here.” And I’m looking at Bobby and can’t see him. And the drapes are smoldering away; everything was just about to go off big-time. To the point where I can’t see him, he’s disappeared in this fog. “Yes, I guess it is a bit smoky in here.” It was a really delayed reaction. And then suddenly a flurry at the door and the fire alarms start going, beep beep beep. “What’s that noise, Bob?” “I don’t know. Should we open the window?” Someone shouts through the door, “Are you all right?” “Oh yeah, we’re fucking great, man.” So he just turns away, and we don’t know exactly what to do. Maybe if we’re quiet and walk out and we pay for the reconstruction? And then a little later there was a thumping on the door, waiters and guys in black suits bringing buckets of water. They get the door open and we’re sitting on the floor, our pupils very pinned. I said, “We could have done that ourselves. How dare you burst in on our private affair?” Hugh decamped soon after that and moved to LA.

Keith Richards, Life

Keith Richards

Pete Rock & InI – Square One

agosto 16, 2011

Yo fellas, when was the last time you heard like some real hot shit? you know what I’m sayin’? like a hot jam…

Pete Rock & InI – Square One

Square One

Metropolitan Museum

agosto 15, 2011

Las tallas egipcias de madera polícroma, las cabezas de basalto de los dioses y los faraones, los gatos momificados, las estelas funerarias griegas, los ídolos abstractos de las islas Cicladas, los bronces romanos de caras atormentadas y ansiosas, los carros etruscos, los cristos medievales, las rejerías góticas, los patios de palacios renacentistas, las armaduras de morriones emplumados y filigranas de acero, los clavicémbalos que pudo tocar Johann Sebastian Bach, los violines de Cremona, los toros alados asirios, las máscaras ceremoniales del centro de África, los trajes de brocados y los antifaces del carnaval de Venecia, las piraguas con calaveras talladas de los antropófagos de Polinesia, los primeros daguerrotipos, los bocetos en cera de las bailarinas de Degas, los mármoles y los bronces de Rodin, las pinturas eróticas de un dormitorio de Pompeya, una columna rota del templo de Diana en Éfeso, tan grande como el tronco de una sequoia, una Mujer de blanco pintada por Picasso en 1923 que es un retrato idealizado y una declaración de amor a su amiga norteamericana Sarah Murphy, un autorretrato de Giorgio de Chirico, una escena de cafetería de Edward Hopper, la luz gris de una habitación de Vermeer, la dignidad sosegada y alerta del Juan de Pareja de Velázquez, los vidrios pintados de una lámpara Tiffany, la historia entera de las artes, de las vidas, de todas las religiones y las herejías, de las técnicas egipcias de momificación, de los imperios y de las ruinas, de los arqueólogos que iluminaban con lámparas de petróleo las cámaras de las tumbas y excavaban la arena de los desiertos, de la soberbia de los plutócratas americanos que a finales del XIX recorrían el mundo comprando tesoros, templos enteros, obeliscos egipcios, pórticos despedazados, amuletos prehistóricos, collares incas de oro macizo, ojos de vidrio de exvotos ofrecidos en santuarios griegos: el Metropolitan es el reverso de esas religiones puritanas que proscriben las imágenes como blasfemias contra Dios; es el archivo del culto primitivo y plural de todas las imágenes, el santuario ingente consagrado a su celebración, a honrar a quienes las tallaron, las esculpieron, las pintaron, atreviéndose a reflejar la riqueza del mundo visible y a competir con ella creando gozosos simulacros que la imitan o imaginando criaturas que no existen en la realidad.

Antonio Muñoz Molina, Ventanas de Manhattan

Museum Girl

Harry’s Agencia de Detectives

agosto 14, 2011

En enero de 2011 Javier G. abandonó un trabajo como ingeniero y con sus ahorros, y ante el escándalo de sus familiares y allegados, montó un negocio propio. Alquiló un local en un octavo piso y de su ventana colgó un cartel con un mensaje en letras negras sobre amarillo. No fue “COMPRO ORO”, sino “Harry’s Agencia de Detectives”. Junto al título, un número de teléfono. Las siluetas de una pipa y una lupa, sirvieron de logotipo.

Pasaron dos meses. Dos meses sin ninguna llamada. Javier, o Harry, mata el tiempo leyendo a Hammet (El halcón maltés, Cosecha roja y La llave de cristal) y a Chandler (El sueño eterno y El largo adiós). Ve dos películas de Billy Wilder y cuatro con Humphrey Bogart. También ve L.A Confidential, una madrugada, en Antena 3 . Come pizzas Dr. Oetker y alitas de pollo McCain. Bebe whisky (a veces) y Coca-cola. A finales de marzo suena el teléfono. Preguntan por una carnicería. ¿Dónde? Quieren encargar chuletas. Ah. Se ha debido de equivocar. No pasa nada. Buenas tardes.

Un día alguien sube a su oficina y le plantea un caso. Es una mujer. No es rubia. No es guapa. No fuma cigarrillos con boquilla porque desde el 1 de enero de 2006 está prohibido fumar en lugares de trabajo (tanto públicos como privados, ya sea con boquilla o sin ella, eso no importa). El aliento le huele a tabaco. Huele a tabaco, sudor, y a ajo.

Ha visto el cartel desde la calle y… Un marido, un amante, unas fotos. Javier (o quizá Harry) tarda 7 minutos en deducir que la mujer está colgada. Más colgada que el cartel de letras negras sobre amarillo. Más colgada que él mismo. Eso es estar muy colgada.

Nunca protagonizó una novela hardboiled. Nunca inspiró un neo-noir en el cine. Javier, Harry, (sólo) valió para un cuento, este cuento de aburrimiento y hastío, que no da ni para 2 páginas. Una historia en la que no se resuelve el caso. Básicamente, porque no hay caso.

E. B.

Harry's Agencia de Detectives

Everything is a Remix

agosto 1, 2011

Everything is a Remix es una serie de cuatro episodios producida por Kirby Ferguson mediante crowd funding. Los tres primeros episodios ya están disponibles y se pueden ver a continuación:

 

 

Más información en www.everythingisaremix.info