El trono del tercer cielo

Junk revelation
Tinfoil miracle
State of eternity
Where there is no vision
People perish

Extracto de un poema de Jones Purcell


Washington DC, 1964.

Un hombre entra en un garaje. Hace 14 años lo alquiló a un bedel afroamericano que decía estar “working on something”. Al abrirlo, hay más de un centenar de piezas de arte sacro realizadas con materiales tan poco ortodoxos como papel de aluminio, bombillas usadas o cartón. Entre todas las piezas destaca un trono en el que se lee la inscripción “Fear Not”. En otro de los objetos se encuentra la cita bíblica “Where There Is No Vision the People Perish”.

El dueño del garaje acaba de descubrir la obra a la que James Hampton ha consagrado cada minuto libre de su vida: The Throne of the Third Heaven of the Nations’ Millennium General Assembly.

James Hampton nació en 1909 en Carolina del Sur. Su padre era cantante de góspel, y abandonó a su mujer y sus cuatro hijos para predicar. En 1928, Hampton se traslada a Washington DC con su hermano. No se sabe el año en que comienza a tener visiones místicas, pero sí que en 1950 alquila un garaje en el que pasa trabajando cada día desde la medianoche, hora a la que terminaba su trabajo como bedel, hasta las 5 o las 6 de la mañana. Guiado por visiones, Hampton compone hasta 177 piezas religiosas compuestas por rollos de cartón, cinta aislante, muebles viejos…

El legado de Hampton incluye además un cuaderno de 112 páginas escrito bajo el nombre de Saint James, en un lenguaje de signos que aún no ha podido ser descifrado. Su confección está inspirada en el libro del Apocalipsis,  escrito por San Juan tras encomendarle  Dios recoger en un pequeño libro críptico sus visiones.

A la muerte de Hampton, cuando el dueño del garaje encuentra su monumental obra, este no quiere destruirla, pero no sabe qué hacer con ella. Por ello, contacta con un periodista que escribe un artículo en el periódico local. La noticia, hace nacer el interés por la obra de Hampton, que se subasta siendo adquirida por un comprador anónimo que a continuación la cede al National Museum of American Art de Washington, donde actualmente se exhibe.


Etiquetas: , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: