Sin poder anclar jamás

Así, siempre empujados hacia nuevas riberas,
llevados sin retorno hacia la noche eterna,
¿es que no podremos jamás en el mar de los tiempos
echar el ancla un solo día?

Le lac, de Alphonse de Lamartine, en francés aquí.

Etiquetas: , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: