La educación convencional

La educación convencional, reglada, edulcorada, sin ambición, pública o privada o robada, qué más da.

La respuesta no está en la memoria a corto plazo ni en la chuleta: está en el ecuador exacto entre el cerebro y los intestinos.

Leído en “Viajes de fin de curso”, de Jorge Carrión. Usted también puede leerlo pulsando aquí.

Etiquetas: , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: