Ma plante

Aujourd’hui, ma plante est morte. Ou peut-être hier, je ne sais pas.

Murió como mueren las plantas, poquito a poco, por abandono. Así es como acaban también algunas amistades, que se van difuminando en el horizonte, debido a la dejadez. Por eso no me extraña que comparen la amistad con planta, y que recomienden cuidarlas (a ambas), con delicadeza.

Pero sucede a veces también que uno se entusiasma, y riega más de lo que debiera a la planta, y cuida tanto la amistad que sin saberlo la mata. Y entonces uno se da cuenta de que la ausencia es al amor lo que el viento al fuego. Y se pueden escribir cosas como esta. Y otras mucho mejores, no cabe duda.

Etiquetas: , , , ,

Una respuesta to “Ma plante”

  1. Darío C. Says:

    Entre un extremo y otro hay exactamente en el medio un punto equidistante o de equilibrio, pero cuando se camina por una recta de la que no se ve el final y no se recuerda el principio, ¿cómo saber dónde está ese condenado punto?
    Huyo del desasosiego lo que la calma huye de mí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: