Diplomáticos y señoras

El embajador alemán en San Petersburgo, el futuro canciller de hierro Bismarck mantuvo una conversación muy curiosa en los salones del hotel Europa con una bella dama a la que sacó a bailar. Bismarck lisonjeó a su pareja hasta el punto de que ella exclamó de pronto: “No se puede creer una sola palabra de las que ustedes los diplomáticos, pronuncian. Cuando dicen sí significa quizá, cuando dicen quizá significa no, y cuando dicen no es que no es un diplomático”. Bismarck respondió que con las señoras, ocurría justo lo contrario: “Cuando dicen no quieren decir quizá, cuando dicen quizá significa que sí y cuando dicen sí, bueno, en ese caso no es una dama”.

Leído en Hotel Nirvana, de Manuel Leguineche

Etiquetas: , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: